miércoles, 2 de octubre de 2013

Mercado laboral, un cambio a peor.

El gobierno del P.P, nos dice, “el cambio de tendencia en el empleo está consolidado” y el ministro de Economía lo ratificó calificándolo como “importante”.


Claro que  hay cambios en el mercado de trabajo, pero dan gato por liebre al identificarlos con una recuperación positiva y firme del empleo.

El aumento de afiliaciones a la Seguridad Social puede darse, por ejemplo, si se despide a una persona empleada a tiempo completo que gane 1.200 euros para contratar a otras tres que realicen el mismo trabajo por 300 euros cada una. Esta es precisamente la estrategia que buscaba y favorece la última reforma laboral y sabemos que se está aplicando en miles de empresas a tenor de los menores ingresos de la Seguridad Social y de cómo están evolucionando la contratación y la relación entre los contratos indefinidos y los temporales y los de a tiempo parcial. Estos últimos eran el 23% del total en 2006 y ahora el 35%, y la duración media de los contratos ha bajado 25 días en el mismo periodo. Por tanto, de los datos de marzo sería más realista deducir (aunque ni el Gobierno ni nadie lo puede saber con certeza hasta que no se publiquen las estadísticas correspondientes) que puede ser que en España estén aumentando las personas afiliadas a la Seguridad Social pero trabajando menos horas en conjunto y con salarios bastante más bajos.

Para poder afirmar que ha cambiado la tendencia, como dice el Gobierno, y que ya se crea empleo neto es preciso conocer la equivalencia de los contratos con puestos de trabajo a tiempo completo, y de momento solo sabemos que en 2013 se destruyeron 265.000.

Ni siquiera está claro que las cifras totales marquen ya un claro cambio de tendencia, pues si bien en marzo hubo 83.000 personas más afiliadas a la Seguridad Social, en el conjunto del primer trimestre de este año hay 110.000 menos que en el último del año pasado.

Y algo parecido ocurre con el paro registrado. Si su cifra baja porque miles de personas se van al extranjero, porque hay más desanimadas que ya no buscan empleo y porque se han ido miles de inmigrantes, de facto está aumentando.


El único cambio que de momento está claro en el mercado de trabajo es a peor: cada vez más personas trabajan menos horas de las que desean, con menos salario, en peores condiciones y sin beneficiarse de la cualificación que poseen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario